Fábrica Valbruna

Es buen momento para invertir en Estados Unidos

Un sueño o una necesidad para muchas empresas es deslocalizar la producción en el extranjero.

Pero no existen sólo los mercados emergentes: también Estados Unidos representa una oportunidad para las industrias italianas. No obstante la crisis del dólar, sigue siendo uno de los mercados más importantes para la industria vicentina, como se subrayó en el congreso organizado por Confindustria Vicenza titulado “Invertir en Estados Unidos para producir: el caso de Indiana”.
El aspecto societario y la reglamentación fiscal estadounidense fueron ilustrados por Luigi Pavanello (Bufete Nctm): “Unas pocas formalidades -concluye- y en 24, o máximo 48 horas, se activa una sociedad en Estados Unidos de América”.
En particular, el encuentro se centró en el estado de Indiana, donde según Rob Young, de la Agencia de Inversiones de Indiana, “abundan los terrenos, las buenas construcciones, los trabajadores preparados”, tratándose de una zona de actividad marcadamente manufacturera. “Un ambiente hospitalario para las empresas -subrayó Gary Johnson (Bufete Beckman-Lawson)-; el coste total de un trabajador, incluidos los beneficios y la previsión social, es de un promedio de 47.000 dólares.”
Un testimonio de empresa, con relación a las inversiones en Estados Unidos, fue aportado por Massimo Amenduni Gresele, de las Acerías Valbruna. Una historia de éxito del ingenio italiano lograda después de muchos años de experiencia. “Estar presentes en el territorio -explicó- permite dar mayor impulso a las ventas y al servicio al cliente”. Pero el mercado estadounidense no se deja conquistar fácilmente. El proteccionismo es muy fuerte, y esto da lugar a una viva polémica: “Ellos sí que protegen sus propias empresas, y lo hacen bien, no como nuestro gobierno o como la comunidad europea”.
Una vez superado el problema del antidumping, el mercado estadounidense da prueba de un fuerte desarrollo y de grandes oportunidades. Es fundamental conocer las leyes de aduana, y viene al caso la presentación de Leslie Glick (Bufete Porter Wright Morris & Arthur), que dio algunas indicaciones precisas.
La participación en videoconferencia desde Londres de Simon Derrick (Managing Director de Bank of New York Mellon) incluyó, entre otras cosas, algunas previsiones sobre el dólar (“Considero que está sumamente subvaluado y se puede recuperar”) y sobre los mercados financieros (“Hay varios indicadores que sugieren que lo peor ya pasó”).
En fin, ¿vale la pena que las empresas vicentinas inviertan en Estados Unidos? Indudablemente sí, consideradas las situaciones de mercado. Bajas tasas de interés, incentivos fiscales, reducción de los impuestos para las nuevas empresas y subsidios estatales para la creación de nuevos puestos de trabajo son estímulos interesantes.
Por último, Fausto Maritan, responsable de Relaciones Internacionales de Banca Popolare di Vicenza, ilustró cómo se pueden obtener también incentivos italianos para realizar inversiones productivas en Estados Unidos.

© Confindustria Vicenza

Deja tu comentario: