Foto a pagina intera

El parque de empresas de Vicenza creado por Confindustria en Eslovaquia abre sus puertas

Geronazzo: “Estamos obteniendo buenos resultados y ahora en Eslovaquia está naciendo un sector que facilita la red de subcontratación”

El parque industrial de las empresas de Vicenza en Samorin, lanzado hace años por Confindustria Vicenza en la pequeña ciudad eslovaca muy cerca de Bratislava, abre sus puertas a la comunidad local con una exposición: desde mañana, por un mes, dará la posibilidad de conocer los productos y las actividades que las empresas asentadas en Samorin y otras ciudades en Eslovaquia están llevando a cabo. La exposición se llama “La Italia industrial en Eslovaquia” y es una de las iniciativas italianas en ese país en ocasión de los 150 años de la unificación de Italia. Justo en este periodo se celebra, entre otros, el Festival de la cultura italiana en Eslovaquia – Dolce Vitaj – creado por la Cámara de Comercio Ítalo-Eslovaca.

Los eventos del Festival incluyen un certamen de dibujo – que se llama “Mi Italia” – para alumnos de primaria y secundaria, lanzado por el Centro de Servicios de Samorin y cuyos premios se entregaron el 16 de junio. Un éxito en el que tomaron parte 250 estudiantes y cuatro escuelas.
Giorgio Geronazzo, propietario de Eas Elettronica en Schio, presente en Samorin como impresario – con Eas Eslovaquia – y como presidente del Consorcio de las empresas de Vicenza, está satisfecho con el trabajo desempeñado en estos años. “Las empresas que se han asentado están trabajando según los planes, obteniendo buenos resultados operativos – observa – . Las cosas funcionan bien. Estamos cerca de la capital y en esta zona la infraestructura viaria ha mejorado mucho. No hay tiempos muertos en el transporte, el parque tiene muchos servicios, empezando por la fibra óptica, lo que ha contribuido a mejorar la comunicación entre empresas eslovacas e italianas. Desde el punto de vista de las relaciones con las instituciones y la comunidad local, debo agradecer al alcalde de Samorin por la colaboración demostrada en el tiempo. Por otra parte creo que ésta es una importante oportunidad de trabajo y desarrollo incluso para Samorin. La exposición de productos de Vicenza, que abre mañana, quiere también fortalecer las relaciones entre las empresas y la comunidad eslovaca.”
Hablando como empresario y ya no como presidente del consorcio, Geronazzo se centra en los resultados. “Para nosotros el balance es muy positivo – dice –. Hemos encontrado, gracias al asentamiento de Samorin, a nuevos clientes también en Eslovaquia, que formamos directamente, y hemos encontrado a proveedores. La empresa está muy bien integrada en el territorio. El objetivo que nos hemos puesto es de tener un punto de referencia entre Italia y Eslovaquia que relacione los intereses económicos entre Italia e Eslovaquia y entre Eslovaquia y Europa, Alemania y los países de la nueva Europa. Estamos satisfechos también con la calidad del personal local, serio y responsable.”
Más empresas italianas están dirigiéndose hacia estos mercados y están mostrando interés por empezar en el futuro su propia producción en el parque industrial de Samorin.
“A ellos – dice Geronazzo – les aconsejo que analicen bien el territorio y el parque industrial: van a encontrar oportunidades y estructuras ya hechas en un área muy espaciosa y racional bajo todos los puntos de vista. Además, en Eslovaquia y cerca de Bratislava la industria de la automación está desarrollándose, lo que favorece el crecimiento de buena subcontratación.”

© Confindustria Vicenza

Deja tu comentario: